Saltar al contenido

Cuidado con las Relaciones Tóxicas – Como Detectarlas a Tiempo?

Las relaciones tóxicas son un gran problema, cuando se trata de un amigo o un familiar, es fácil ver cuando la relación tiene poco futuro o no le hace bien a esa persona, pero cuando es una relación propia, el problema está en que nos volvemos ciegos, no podemos ver el problema y prestamos poca atención a los comentarios de los demás.

Todo el mundo ha tenido una relación tóxica en su vida, de esas que pasado un tiempo se dice “qué bueno que ya todo acabo y lo he superado”. Paradójicamente, estas relaciones son unas de las que más cuesta salir, ya que comúnmente nos dejan enganchado a esa persona.

Como Detectar Una Relacion Tóxicas

Si quieres saber si tienes una relación tóxica, hay algunas preguntas que puedes hacerte, si las respuestas son afirmativas puede que estés involucrado en este tipo de relación:

  • ¿Te sientes constantemente herido, lo suficiente para desear no estar con esa persona?
  • ¿Observas demasiadas burlas, sarcasmo, ironías u otros mecanismos de manipulación entre ambos?
  • ¿Sientes que la otra persona quiere decidir por ti, o has perdido la capacidad de decidir por ti mismo?
  • ¿Tienes la necesidad de rebajarte como persona para evitar conflictos o que tu pareja este feliz?
  • ¿Debes ceder constantemente para no provocar discordia?

Causas Más Comunes De Estar En Una Relación Toxica

Hay diferentes razones por el cual se puede estar en una relación tóxica, las más usuales son las siguientes:

  • Tener una autoestima baja
  • Creernos con la capacidad de cambiar a esa persona, que tu llegada a su vida podrá cambiar a esa persona y hacerlo una mejor persona, o como tú esperas que sea.
  • Asumir constantemente el rol de víctimas.
  • Necesidad de recibir cariño, por la necesidad de suplir carencias profundas. Sin embargo, puede resultar sencillo confundir gestos de cariños, como una demostración de afecto, un regalo, etc. Con otros comportamientos de fondo como el abuso, falta de respeto o el egoísmo.
  • Tener la creencia de “mejor estar acompañado a estar solo”, el miedo a la soledad es una de las causas más comunes a mantener este tipo de relaciones.
  • La necesidad de cumplir un rol social, por ejemplo, el de ser madre o esposa, priorizar este tipo de cosas sobre lo que somos realmente como personas, o lo que realmente queremos elegir.

Tipos De Parejas Toxicas Que Debes Evitar

Estos son los 5 tipos de relaciones de parejas que debes evitar:

1.      Relaciones en las que uno solo quiere tener el control

Es normal que en muchas oportunidades, prefiramos que la otra persona asuma el papel importante, o tome las decisiones, ya que es una manera más fácil de llevar las cosas. Tener el pensamiento de que las decisiones que la otra persona tome será lo mejor para uno, no obstante, hay que también tener un límite respecto a esto y tener el control en situaciones que lo amerite.

No debes permitir que en una relación, tu pareja se sobreponga a tus decisiones, siempre debe existir un equilibrio de inversión, de amor, de fuerzas. Cuando una persona asume mayor decisión que la otra, es donde vienen los problemas.

2.      Personas que se anteponen sus propias necesidades

Si tu pareja antepone sus propias necesidades sin tener en cuenta las tuyas, es muy posible que termine convirtiéndose en una relación poco sana. Ya que el “yo” en una relación no tiene mucha validez, ya que se trata de un “nosotros”. Es importante conocer los gustos y lo que quiere la otra persona, pero no dejar que esas necesidades se antepongan, sino elegir con un mutuo acuerdo.

Aquellas personas que no son capaces de ver más allá de su propio mundo, pierden en el recorrido valores fundamentales como el respeto.

3.      Personas que no confían

Personas que no confían, que no entienden de la comprensión, empatía y el respeto. Las relaciones que tienen como base una desconfianza, siempre son susceptibles a celos y otros malentendidos, que con el tiempo fragmentan la relación, la autoestima, las metas, los propósitos personales, entre otras cosas.

4.      Relaciones que se basan en el chantaje emocional

En una relación sana no existe el todo lo que yo hago por ti y tú no puedes darme esto, o si tú me quisieras podrías hacerlo, entre otros muchos ejemplos.

Si sueles escuchar este tipo de frases en tu relación, debes saber lo que se siente y es sin duda un tipo de relación toxica que debes evitar.

5.  Relaciones que se basan en mentiras

Las mentiras son muy comunes, todos los adultos mienten y los niños desarrollan la capacidad de mentir mientras crecen. Algunas personas lo hacen de modo patológico, buscando conseguir los objetivos que se proponen a base de mentiras y engaños.

En el amor, los gestos y las acciones valen más que las palabras, si alguien realmente te quiere sabrá demostrártelo. Evita lidiar con charlatanes o mentirosos, que dicen quererte y actúan de una forma totalmente distinta.

Si una persona te humilla o te hace daño constantemente es posible que solo este mintiéndote para mantener controlado su mundo a sus antojos. Las mentiras no se pueden esconder, la verdad se hará presente en cualquier momento y deberás lidiar y acabar con estos engaños.

¿Es Posible Salir De Una Relación Toxica?

Claro que es posible salir de este tipo de relaciones,  incluso es posible cambiar esta relación para bien. Solo hay que estar de acuerdo con cambiar los términos de la relación y prepararse para cumplirlo.

Puede que sea necesaria la ayuda de un profesional, una terapia de parejas, al abandonar el rol que has asumido en la relación, la otra persona cambiara la postura ya que no encontrara la misma respuesta por tu parte.

No es un proceso fácil, pero es necesario controlar las emociones y los sentimientos, somos libres de decidir qué clase de relación queremos y con quien estar, manteniendo el respeto y los valores esenciales para que la relación progrese y sea duradera.

Si tu pareja mantiene una posición negándose a acceder a los nuevos términos, quizás lo mejor sea abandonar esa relación tóxica, aprender a potenciar la autonomía y la independencia.